Felicidad Martínez

feliciadad martínez copia
FELICIDAD MARTÍNEZ

 

Parafraseando el blog personal de Felicidad Martínez, La mirada extraña, mezclamos los datos biográficos oficiales con los oficiosos para hablar de la autora, nacida en Valencia en 1976. Felicidad es ingeniera técnica en diseño industrial y escritora de ciencia ficción, un feliz matrimonio entre pasión y profesión, ya que se declara apasionada de las ciencias en general, aunque también inclinada por las letras, en especial por los idiomas y el lenguaje, y por la historia en su vertiente antropológica y cultural.

Nos gusta especialmente cuando se confiesa incondicional de los videojuegos, de los juegos de cartas, de tablero, de los juegos de rol… Jugar, experimentar, crear nuevos mundos, ponerse en la piel de otros formaron a Felicidad Martínez como escritora y como maestra de la space opera, el subgénero más aventurero de la ciencia ficción. Su relato incluido en esta antología, El pastor de naves, fue Finalista de los Premios Ignotus 2015 en la categoría de Mejor Relato, y ese mismo año también fue finalista en la categoría de Mejor Novela Corta de los Ignotus con Adepta.

Felicidad aporta otras pistas para conocerla mejor. Como profesora confirma que le gusta motivar a sus alumnos para que piensen por sí mismos, y esto lo traslada a sus historias, donde construye el decorado principal, los personajes, las tramas básicas, y en las que habitualmente nunca falta la acción. El resto es un campo abierto al juego, un mundo de posibilidades donde el lector puede rellenar los huecos imaginando paisajes, tramas secundarias, explicaciones. Así ha publicado la novela Horizonte Lunar, ambientada en su propio universo ficcional de Crow. Junto con Rodolfo Martínez escribió Los rostros del pasado, novela de la saga El adepto de la reina. También es autora de La Mirada Extraña, ganadora del Premio Ignotus 2017 a la Mejor Antología, que incluye el relato En tierra extraña, ganadora del premio a Mejor Novela Corta.

Felicidad Martínez es creadora el grupo de Goodreads #LeoAutorasFantásticas que está abierto a todos los interesados en la fantasía, la ciencia ficción y el terror.

 

A la mañana siguiente, antes de que despuntara el alba, mi padre me sacó de casa con cuidado de no despertar a nadie y, sin mediar palabra ni mirarme a los ojos, me llevó a las afueras, hasta unas instalaciones que jamás había visto, cercadas por un muro de alambre y hierros retorcidos.

Tardé en darme cuenta de lo que estaba pasando; tardé en comprender el significado de aquel simple «Adiós» dicho por mi padre con la voz quebrada. Y cuando quise reaccionar ya no había nada que hacer. Patalear, llorar, berrear… Todo fue inútil. Me metieron en la lanzadera y me despegaron, literalmente, del mundo. Sin explicaciones, sin un gesto amable. Sin nada.

El pastor de naves

Anuncios