Alicia Araujo

alicia araujo
ALICIA ARAUJO

 

¿Quién mejor que alguien con contacto directo con otros planetas para escribir sobre ciencia ficción? ¿Y quién diría que en los años sesenta, en España, encontraríamos a una personalidad así? Es Alicia Araujo Fernández, nacida en Madrid en 1921 en el seno de una familia protestante —su abuelo, padre y hermano fueron pastores de esta confesión— de quien hablamos. Sus estudios en el Instituto Británico de Madrid le permitieron alcanzar un alto nivel de inglés, gracias al que accedió a un puesto de trabajo en la embajada de Estados Unidos de la capital española. Pero a ella le interesaba la evolución humana y era seguidora de Teilhard de Chardin, así como miembro destacado del club La Ballena Alegre, que se reunía en el café Lion de Madrid con el objetivo de difundir la existencia del planeta UMMO. Alicia afirmaba que había recibido varias cartas enviadas por ummitas, entre las que destaca «Bases biogenéticas de los seres vivos que pueblan Waam (Cosmos)», de 1967, que puede verse en http://www.ummo-ciencias.org. En ella se detallan posibles modificaciones biogenéticas para impulsar la evolución de los humanos a partir de los conocimientos científicos de estos extraterrestres. La información quizá fue fuente de inspiración para su relato «El hijo de la ciencia», su única obra y  único texto escrito por una mujer que aparece en la primera Antología española de ciencia ficción (1967, Edhasa) editada por Domingo Santos. Poco se sabe de su vida, quizá más ligada a un planeta que no sea el nuestro, pero falleció en 1979 sin dejar más rastro que un maravilloso relato y una única fotografía.

 

[…] este orgullo [de los científicos], junto con una especie de frenesí por la ciencia, los hacía ciegos y sordos a todo peligro futuro, a la amenaza que al final podría representar entre los hombres una mutación genética provocada, pero cuyos resultados serían con toda seguridad incontrolables.

El hijo de la ciencia

Anuncios