Blog

Conozcamos nuestro pasado y nuestro presente para un futuro mejor

 

imagenbiblioteca
©Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades

 

Marisa Mediavilla creó la Biblioteca de Mujeres en 1985 con el propósito de reunir la cultura y el saber de las mujeres a lo largo de la historia. Feminista, bibliotecaria y documentalista, inició este proyecto al que pocos meses más tarde, en 1986, se incorporó Lola Robles, cofundadora, feminista, filóloga, escritora y una de las dos antólogas de la antología Poshumanas y Distópicas. Pero la Biblioteca de Mujeres no hubiera llegado a ser lo que es si no fuera por la ayuda de muchas otras colaboradoras.

BibliotecaM01La historia de esta biblioteca comenzó en la calle Barquillo 44 en Madrid, donde se reunían asociaciones de mujeres feministas. Fue el primer lugar para congregar los títulos que Marisa atesoraba, antes, en su casa. Poco a poco la biblioteca fue creciendo. Otras sedes fueron el Consejo de la Mujer de la Comunidad de Madrid en la calle Villaamil 12, desde 1987 hasta 2006; después, tras aceptar el Instituto de la Mujer la donación del legado, trasladaron los fondos a un depósito, dado que en la sede del instituto no había suficiente espacio. Finalmente, el Ministerio de Cultura los ofrece conservarlos en el Museo del Traje, donde actualmente se encuentran y pueden consultarse previa petición online.

BibliotecaM04En sus comienzos, desde 1989, la Biblioteca era una asociación no lucrativa y de ámbito local, pero en 1991 pasó a ser de ámbito estatal. De esta forma podían acceder a pequeñas subvenciones del Instituto de la Mujer. Estas pequeñas subvenciones se utilizaban para la compra de libros y realizar actividades de difusión de la historia y la literatura de las mujeres mediante conferencias y talleres. Pero Marisa y Lola, y el resto de colaboradoras, no cobraban nada. Durante años tuvieron colaboradoras ocasionales y fijas, algunas acudían durante meses y otras durante años. Tras el paso de varios años, Marisa y Lola consiguieron contratar a una trabajadora dos tardes a la semana. Cuenta Lola Robles en el artículo de El País «La Biblioteca de Mujeres de Madrid de la que nadie habla»: “A las conferenciantes y talleristas se les pagaba, pero ni las fundadoras ni las colaboradoras cobramos nunca; es más, pagábamos una cuota como socias. Marisa además compraba bastantes libros con su dinero y se ocupaba de su selección, adquisición, catalogación y clasificación; yo de la gestión administrativa y económica de la asociación y de las actividades culturales (conferencias, talleres de fomento de lectura…) Pero al final todas hacíamos un poco de todo”. Lola permaneció trabajando en la Biblioteca de Mujeres de 1986 a 2002, cuando, por discrepancias sobre el futuro del proyecto, decidió abandonarlo, aunque desde luego no olvida su trabajo allí y la importancia de los fondos y de que, sobre todo, estos puedan ser consultados por el público lo antes posible.

El fondo consta de unos 30.000 volúmenes compuestos por estudios y ensayos feministas, femeninos y misóginos, tanto de autoras como de autores, biografías, obras de creación artística y literaria, además de literatura gris, revistas y colecciones especiales como agendas, calendarios, carteles, folletos, sellos, pegatinas, tarjetas, tebeos, chapas…

Contiene algunas obras del siglo xviii, bastantes del siglo XIX y del primer y segundo tercio del siglo xx. La mayoría de estas últimas están descatalogadas, compradas en viejas librerías, en el Rastro de Madrid, Mercat de Sant Antoni de Barcelona y en Ferias del Libro Antiguo. Algunos de estas obras son imposibles de encontrar hoy día.

Los objetivos para los que se creó esta biblioteca fueron y son:

  • Reunir la cultura y el saber que las mujeres han elaborado a lo largo de la Historia, especialmente la historia de las mujeres en España.BibliotecaM03
  • Visibilizar y testimoniar la aportación de las Mujeres a la sociedad, esa historia nunca contada y mantenida en silencio.
  • Ser un lugar de encuentro y de intercambio de información y experiencias.
  • Reunir y conservar documentos elaborados por el Movimiento Feminista.

Marisa Mediavilla, ganadora en 2016 del Premio Leyenda del Gremio de Libreros de Madrid cuenta en el artículo «Biblioteca de Mujeres de Madrid. La cruzada de Marisa Mediavilla» de El Español la pasión que siente por su trabajo, por este proyecto que lleva años defendiendo. Pasan los años, pero Marisa sigue buscando un espacio propio en el BibliotecaM02que poder colocar estas grandes obras, folletos, tebeos, carteles, dignos de ver y consultar para conocer nuestra historia y nuestra cultura. Un mayor acceso y un mayor conocimiento tanto de la creación literaria como de ensayos de defensores y detractores de las mujeres.

 

La Biblioteca de Mujeres es una de las muchas pruebas de la lucha de las mujeres en España, pues se creó en el momento de reivindicación del Movimiento Feminista. Es un valioso patrimonio cultural formado durante años con los desvelos de muchas colaboradoras. Esfuerzo y dedicación por parte de sus fundadoras y colaboradoras han hecho que hoy día exista este tesoro.
Para un mayor conocimiento de esta biblioteca o para consultar los fondos bibliográficos solo hay que entrar en http://www.inmujer.gob.es/biblioMujeres/portada/home.htm o en http://www.mujerpalabra.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s