Blog

La literatura feminista ha llegado para quedarse, no es una simple moda

«Eso solo puede cambiar de una manera; que haya cada vez más mujeres escribiendo, que nos apoyemos entre nosotras y que nos atrevamos a tener voz propia y no simplemente a reproducir lo que han hecho los hombres hasta ahora. De hecho, creo que ya está pasando, que hay toda una generación de escritoras que viene con fuerza y que está llamando a la puerta. Y no hay manera ya de dejarlas fuera». Nieves Delgado

Nieves Delgado, lectora y escritora incondicional de ciencia ficción nos ha permitido conocerla mejor y aseguramos de que no dejará indiferente a nadie. Empezando por escritores como Clarke, K. Dick, Le Guin, Asimov… ha dado la vuelta al mundo por la literatura introduciendo en sus lecturas autores españoles, latinoamericanos, chinos…

Feminismo, ciencia ficción, terror y educación caracterizan a esta gran escritora. Conoceremos un poco más sobre su relato «Casas Rojas» que podréis leer dentro de muy poco en Poshumanas, presente y futuro, nos viene a dar mucho en lo que pensar.

nieves1
Nieves Delgado (fuente)

Poshumanas: ¿Cómo comenzaron tus primeros pasos en el mundo de la ciencia ficción?

Nieves: Soy lectora de cifi y de terror desde siempre, esa considero que fue mi entrada en el mundillo, los libros que había en casa de mis padres y mi deambular por la librería del barrio. Como autora empecé escribiendo relatos que mandaba a revistas y portales digitales, tales como Ficción Científica, Portalcienciayficción o Sitio de Ciencia Ficción. Uno de esos relatos, «Dariya», resultó nominado para los premios Ignotus y eso hizo que mi nombre empezara a ser conocido. Entré en varias antologías y empecé entonces a publicar con editoriales. Lo cierto es que he tenido mucha suerte, siempre me encontré con gente que me ayudó y tardé bastante tiempo en recibir mi primer rechazo de un relato. Las novelas cortas vinieron después y creo que mi tendencia actual es a formatos cada vez más largos.

¿Quién o qué historias fueron las que te introdujeron en este género?

Pues fueron, sobre todo, los grandes clásicos de la tradición anglosajona; Clarke, K. Dick, Le Guin… Y, por supuesto, Asimov; los relatos de Asimov sobre robots siempre me han fascinado. Recuerdo también con mucho cariño «La paja en el ojo de Dios», de Niven y Pournelle, y «Pórtico», de Frederik Pohl. La verdad es que son muchas, muchas las historias que me engancharon a la ciencia ficción, aunque todas ellas provenían de un ámbito muy restringido. Creo que soy mejor lectora ahora, desde que introduje a autores españoles y latinos en mis estanterías, a autores chinos y de otras nacionalidades y maneras de entender la ciencia ficción; y, desde luego, desde que me di por enterada de que las mujeres también tienen mucho que decir en este ámbito.

¿Qué relación piensas que hay entre la ciencia ficción y el feminismo?

Mucha. Muchísima. La ciencia ficción ha sido desde siempre el mejor vehículo narrativo para que el feminismo explorara sus postulados. El hecho de poder modificar la realidad, de poder crear sociedades diferentes, con leyes nuevas e incluso con individuos morfológicamente distintos, permite poner a prueba cualquier premisa que se nos ocurra y estudiar sus posibles consecuencias. Curiosamente, la mayoría de estas incursiones en la ciencia ficción desde la perspectiva de género han sido y son llevadas a cabo por mujeres, como si solo a nosotras nos interesase el tema. Los señores parecen muy a gusto con la actual construcción de género de la sociedad y no suelen ver la necesidad de explorar nuevas realidades; muy al contrario, por norma general reproducen los esquemas existentes incluso cuando crean mundos exóticos. Pero hay grandes obras al respecto que hablan por sí mismas, como «La mano izquierda de la oscuridad», de Úrsula K. Le Guin, «El cuento de la criada», de Margaret Atwood o «El hombre hembra», de Joanna Russ. Y cada vez hay más, porque cada vez hay más mujeres escribiendo ciencia ficción y cada vez es mayor la sensibilidad social hacia el tema.

hand-1571851_1920

¿Por qué piensas que existe esta escasa visibilidad de escritoras en este género?

Creo que es, sobre todo, por tradición. La ciencia ficción ha sido siempre un ámbito muy masculinizado, creo que porque abundan mucho los autores que tienen algún tipo de relación profesional con la ciencia y, como ya sabemos, la ciencia ha sido hasta hace relativamente poco, terreno vedado para las mujeres. Como sucede en todos los ámbitos masculinizados, la incursión de las mujeres no suele ser bien recibida y, si a esto le sumamos un cierto miedo, un complejo de inferioridad aprendido que arrastramos desde siempre, el resultado es que pocas mujeres se atreven a pisar un terreno en el que saben que no van a ser bienvenidas y en el que se les ha inculcado que no van a ser competencia para los hombres. Eso solo puede cambiar de una manera; que haya cada vez más mujeres escribiendo, que nos apoyemos entre nosotras y que nos atrevamos a tener voz propia y no simplemente a reproducir lo que han hecho los hombres hasta ahora. De hecho, creo que ya está pasando, que hay toda una generación de escritoras que viene con fuerza y que está llamando a la puerta. Y no hay manera ya de dejarlas fuera.

El 20 de marzo de este año salió una noticia en El País sobre la empresa Abyss que fabrica las muñecas sexuales más realistas anatómicamente del mundo. Llevan dos décadas produciéndolas, pero ahora están con el proyecto Harmony, queriendo programar el cerebro de la RealDoll para una mayor satisfacción de sus clientes ¿Pensaste en algún momento que el relato «Casas Rojas» podría hacerse hasta tal punto realidad?

Desde luego que sí. «Casas Rojas» no es más que una versión light de lo que pienso que puede llegar a pasar. El dominio sobre la mujer, sobre todo en el terreno sexual, es tan grande que cuando la mujer se ha hecho mínimamente dueña de su propia sexualidad esto ha tenido como consecuencia el rechazo permanente de una parte del sector masculino. Hay un tipo de hombre al que no le seduce nada la idea de una mujer liberada, no es eso lo que busca, porque eso supone perder el control sobre una situación en la que siempre lo ha tenido. Antes, un hombre se casaba y adquiría con ello el derecho a tener sexo con su mujer como y cuando quisiera; ahora las mujeres se pueden divorciar y a algunas las matan por ello. Dicen muchos hombres que somos nosotras las que mandamos porque “somos las que elegimos”; ay amigo, pero una vez hemos elegido,robot-3010309_1920 ya hemos caído en la trampa. El amor siempre ha sido una cárcel para las mujeres. Y ahora que empezamos a mirar por la ventana de la celda, eso a muchos hombres patriarcales no les gusta. Por eso está aumentando el consumo de prostitución, sobre todo entre los jóvenes, y por eso se fabrican muñecas sexuales como las de Harmony; porque algunos hombres es así como nos quieren, calladas y sumisas, a su entera disposición y sin reclamar nada, ni siquiera atención. Es la manera que tienen esos hombres de gestionar su incapacidad para relacionarse con las nuevas mujeres.

Siendo profesora de educación secundaria en Galicia, ¿utilizas la ciencia ficción para tus clases?

Mucho menos de lo que me gustaría. Doy clases de física y sí suelo poner ejemplos de escenas en las que algún elemento es erróneo desde el punto de vista científico, o al revés, recomiendo películas que son especialmente respetuosas con las leyes de la física. Pero suele quedarse en eso, no hay tiempo para mucho más. Siempre he tenido en mente hacer una programación en la que aparecieran cortes de películas de cifi o párrafos de
novelas que me ayudaran a explicar los conceptos en clase. Y algún día lo haré, eso seguro. Algún día.

¿Sobre qué otros géneros te gusta o gustaría escribir?

Me gustaría, y de hecho tengo la intención de hacerlo, escribir algo de terror. A veces me vienen unas imágenes muy burras y muy inquietantes a la cabeza y entonces pienso «Si fuera capaz de trasladar esto al papel…». Así que tengo que hacerlo. Ya hay por ahí algún relatillo mío en esa línea, pero quiero ahondar en el género, aunque solo sea como experimento. Y, eso sí, quiero también intentar cosas nuevas, ponerme a prueba y darle la vuelta a todo lo que creo que ahora sé, para ver qué es lo que sale.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s